Buscar

Solo yo puedo darme lo que me hizo falta en el pasado.

Actualizado: 7 jul 2020

Cuando éramos niñ@s, así hubiésemos tenido el entorno perfecto y la familia perfecta (que la mayoría pareciera que no los tuvimos), nos hicieron falta una gran variedad de cosas. Esto es natural, nunca nadie te va a querer exactamente como a ti te gustaría, ni nadie te va a dar exactamente lo que tú crees que necesitas. Como niñ@s creemos que esa es la obligación de nuestros padres y de los que nos cuidan y nos rodean. Pero esta es una fantasía. Las personas quieren como pueden y dan lo que pueden. En lugar de pasar la vida reclamando lo que no nos dieron cuando éramos pequeñ@s, podemos conectar con nuestr@ niñ@ intern@ y preguntar: ¿qué es lo que te hizo falta?

Amor, atención, honestidad, juego, disciplina, tener más amigos, que me escucharan, abrazos, muestras de cariño, tener hobbies, que me sacaran de paseo, que me llevaran a la naturaleza, contención, etc....

Cuando sepamos qué fue lo que nos faltó, lo que podemos hacer es: darnos eso a nosotr@s mism@s. Porque lo seguimos necesitando y NADIE más que nosotr@s nos lo va a dar exactamente cómo lo queremos y lo necesitamos.

Haz un compromiso contigo y date: amor, atención, honestidad, juego, disciplina, amigos, abrazos, hobbies, etc...

Tu niñ@ intern@ va a estar muy feliz y vas a notar cómo empieza a cambiar tu vida.



2 visualizaciones